Todas hemos tenido una relación tóxica alguna vez en la vida. Y gracias a esos errores y corazones rotos, es posible que hayas aprendido lecciones valiosas sobre el amor, el romance, e incluso sobre ti misma.

Cuando estamos enamorados, es fácil ignorar las señales de alerta que nos dicen que algo no está bien. Subestimamos sus defectos y hacemos excusas por sus errores. Racionalizamos la forma en que nos maltrata. Nos convencemos de que hay potencial. Le damos prioridad a sus cualidades, en lugar de ser honestas con nosotras mismas.

Y gracias a estas realizaciones, crearás una relación de fantasía sin siquiera darte cuenta. ¿Cómo evitar algo así?

Pasando tiempo juntos haciendo cosas que lees gusta a ambos

Te gusta hacer lo que le gusta. Y a él le gusta hacer lo que te gusta. Pero es aún mejor que hagan cosas que a ambos les gusta. Esto es especialmente difícil porque a los humanos se nos dificulta, en ocasiones, encontrar nuestra pasión. Pero una vez que ambos la encuentren, podrían compartirla y disfrutar aún más de su relación.

Discuten productivamente

Cuando estás en la relación correcta, pelear nunca es sobre ganar. Ni siquiera lo hacen para probar un punto. Una pelea productiva es sobre entender a la otra persona, encontrar algo en común, comprometerse y respetar los argumentos del otro. Si terminas una pelea con la sensación de victoria… lo estás haciendo mal.

Cada uno tiene sus propios amigos, pero también tienen amigos juntos

Obviamente tus amigos de la secu, prepa y universidad son tuyos… después de todo crecieron juntos. Pero a medida que avanza tu relación, podrían encontrarse haciendo un grupo de amigos durante sus viajes, en los talleres que toman o incluso los vecinos que comparten.

A tus amigos y familia les encanta su relación

Una de las mejores formas para saber que estás en la relación correcta es poniendo atención a la retroalimentación que recibes de tus amigos y familia. Asumiendo que tus amigos y familia quieren lo que es mejor para ti,una retroalimentación negativa es una mala señal.

Te hace una mejor persona y viceversa

Tu amor por los perros, podría ayudarlo a ver la vida de una forma diferente. Y su amor por el océano, podría ayudarte a superar tus miedos. El hecho de que tú crezcas, no es objeto de envidia para el otro, sino de inspiración y admiración.

Comparten una pasión por su futuro juntos

En la relación correcta, ambos estarán emocionados por tener y construir un futuro juntos. Y aunque no todo dura para siempre, ambos comparten una misión de lo que el futuro les espera.Quizá no lo planean todo, pero es un sueño para ambos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here