Crees que tu pareja es un narcisista?

Tal vez primero tengamos que entender la idea general de este concepto; el narcisismo va más allá de la arrogancia y vanidad, es en realidad una condición mental tratada por psicólogos. Las personas narcisistas se caracterizan por estar obsesionadas consigo mismas, ser peligrosamente manipulativas, encantadoras y por mostrar poca empatía hacia los demás.

  • Es encantador y tiene mucha confianza en sí mismo: Desafortunadamente los narcisistas son increíblemente atractivos. Si tuvieras que hacer una lista del chico perfecto, te aseguramos que ser encantador y tener confianza en sí mismo, estarían en los primeros lugares. En cambio, también son 2 ‘cualidades’ de un narcisista y usualmente rompen muchísimos corazones.
  • Gran grupo de amigos: Ser popular es bueno, pero tienes que cuestionar el estatus de los amigos; ¿son cuates o lo siguen como un líder? Un narcisista no busca amigos, ellos están interesados en personas que lo idealicen y le agranden su ego.
  • No tiene límites: No es un secreto que los narcisistas no respetan ni las reglas ni los límites. Todo es un reto, incluso las leyes de seguridad. ¿Por qué estar en una relación con alguien así? Una persona que no respete tus límites, no verá nunca por tu salud ni por tu bienestar.
  • Ha tenido malos rompimientos: Pregúntale sobre sus relaciones pasadas. ¿Terminaron mal?, ¿quién tomó la decisión? Si empiezas a notar un patrón de relaciones desordenadas y destructivas, tal vez tú seas la siguiente en tener un drama.
  • Problemas con el control: A los narcisistas les encanta tener el control de todo; les gusta planear las citas, tener un horario y llevar un orden. Si de casualidad no todo sale como él esperaba, ¡llegará el apocalipsis!
  • Falta de emociones: Para ellos, las emociones son una debilidad y, aunque no puedan suprimirlas todas, te aseguramos que lo intentará hasta parecer frío y desinteresado.
  • Le gusta ganar las discusiones: Y no sólo le gusta ganar cada argumento, sino que está fascinado de hablar de sí mismo hasta por los codos. Definitivamente no son el tipo de personas con quienes tendrías una charla amigable.

Por: Andrea Bouchot

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here